21 agosto 2010

Choco-Cafe Caliente con Churros, con mucho amor...diferente pero chocolatisimo!!!

En Madrid comer churros en el desayuno y acompañarlo con un chocolate caliente, en este caso un Choco-Cafe caliente, es una costumbre que data del siglo XIX, es muy posible que el churro fuera dado a conocer en las ferias ambulantes que rondaban frecuentemente, como desayuno fue creciendo hasta ser altamente popular y para ese entonces se denominaba fruta de sartén. Por otra parte el chocolate por sí solo como bebida tiene una historia diferente, pero la combinacion de estos dos elementos (chocolate y churros) es uno de los predilectos, la pareja perfecta...
Esta receta deliciosa es simple pero tiene sus secretos, como todas las buenas cosas de la vida. El chocolate, mi Choco-Cafe queda bien cremoso, espeso y se demora en tu paladar. Los Churros crujientes y dulcitos, mmmmm... en mi caso yo soy fan de los churros.

Choco-Café Caliente con Churros
Ingredientes:
Para el Choco-Café:
2/3 taza de agua hirviendo
2 oz chocolate amargo
1 tazas de leche
1/3 taza de crema de leche
1 taza de café fuerte o café expreso
1/4 taza de cacao en polvo
1/4 de azúcar morena
1 cáscara de naranja en tiras

Para los Churros:
Ingredientes:
300 gr de harina
3 huevos
1 cucharada de manteca
2 tazas de agua
1 pizca de sal
aceite cantidad necesaria
azúcar granulada cantidad necesaria

Preparación:
Para el Choco-Café: combine chocolate y el agua en una olla a fuego medio. Revuelva hasta que el chocolate se derrita. Agregue el resto de los ingredientes. Calentar durante 5 minutos, o hasta que se formen pequeñas burbujas alrededor de los bordes, revolviendo con frecuencia. No deje que hierva. Por ultimo agregar la cascara de naranja y retirar para servir.

Para los Churros: en una olla colocar el agua, agregar la manteca y la sal. Cuando hierva retirar del fuego y agregar toda la harina que el agua puede absorver, revolviendo con una paleta. Colocar nuevamente sobre el fuego y sin dejar de revolver, obtener una masa bien seca y lisa. Retirar del fuego y agregar de a uno los huevos. Mezclar bien. Poner la masa en una manga con boquilla rizada grande o en una churrera. Freírlos en abundante aceite caliente, haciéndolos dorar por ambas partes. Cuando esten listos, retirar del aceite y dejar escurrir sobre papel absorvente para que queden séquitos. Espolvorear con azúcar y servir calientes con el Choco-Café, y a disfrutar del placer de comer dulce...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...