26 enero 2011

Pastel Griego de Queso y Miel!!! En Kea, un dulce en un paraiso...

La isla de Kea en Grecia es una maravilla de destino para aquellos turistas a los que les guste disfrutar de Grecia. Es una isla con mucha historia y con un pasado turco. Nos encontramos en ella diferentes monumentos, esculturas y estatuas que nos indican aspectos interesantes de su pasado. Estos monumentos son visitados y observados por los turistas que se acercan a la isla de Kea para conocerla a fondo. Es una isla que posee un amplio legado de tiempos pasados y que hace posible que los turistas disfruten de todo ello. Si te gusta el turismo religioso, en Kea, encontrarás las mejores iglesias, más antiguas y con una gran historia. Seas o no católico merece la pena disfrutar con estas construcciones tan hermosas. El fondo marino de la isla de Kea también merece la pena disfrutar. Pero sin duda alguna, su gastronomía, única y como siempre no puedo dejar de recomendar esos postres, aunque sencillo es espectacular, el Pastel Griego de Queso y Miel acompañado con un Capuccino freddo siempre es una buena excusa en el lugar indicado!!!

Pastel Griego de Queso y Miel
Ingredientes:
125 gramos de harina
4 cucharadas de azúcar
50 gramos de mantequilla
2 cucharadas de agua helada
250 gramos de requesón
150 ml de nata montada
75 gramos de miel
1 cucharadita de ralladura de limón
1 cucharadita de canela molida
Pisca de Sal

Preparación:
Tamizar la harina junto con la sal, añadir 1 cucharada de azúcar, verter la mantequilla para obtener una textura semejante a la del pan rallado. Mezclando todo con un tenedor, luego agregar el agua suficiente para hacer de la masa una gran bola. Amasar brevemente con las palmas de la mano y después envolverla en papel de aluminio y dejar que se endurezca durante 30 minutos.
Una vez dura, allanar la pasta con un rodillo y colocarla en un molde de base desmontable. El que se usa regularmente para las tortas de queso.
Batir el requesón junto con la nata y añadir el resto del azúcar, la miel, la ralladura del limón y la canela. Batir aparte los huevos y mezclar con los demás ingredientes, verter todo en el molde sobre la pasta y poner en el horno precalentado a 180º C de 40 a 50 minutos.
El pastel puede comerse caliente mientras está hinchado y suave, o frío cuando su consistencia sea semejante a la torta de queso corriente. Para decorarlo usamos hilos de miel, les encantara!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...