28 julio 2011

Obsesion con Macarons!!! me encantan...

Más allá de una pequeña pieza de repostería, el macaron ya se convirtió en un auténtico fenómeno de sociedad, típicamentente Parisino. Al límite de la obra de arte, el macaron posee sus códigos, sus maestros, sus “lugares”, y un estilo propio al “savoir viviré” (saber vivir) a la parisina. Entre sus aficionados, hay quien lo acompaña con una taza de té y otros con una copa de champagne. Podemos decir que esta afición se ha convertido estos últimos años en una verdadera obsesión para numerosos parisinos y gourmets provenientes de todos los continentes…
Y ahora la tengo yo!!! Ya sea de chocolate amargo, de vainilla, de café, de rosa, frambuesa o limón, el macaron salió ultimamente de los salones de las grandes reposterías y de los grandes hoteles para invadir panaderías y mercados de las calles más remotas de París.
Pequeña historia del Macaron: El origen del macaron no queda claro aunque puede haber sido traído a Francia desde Italia en 1533 por Catalina de Médicis y uno de sus reposteros. La receta original era compuesta únicamente por una simple combinación de almendras, claras de huevo y azúcar. El macaron tal y como se puede saborear hoy en día, fue ideado en 1900 por Pierre Desfontaines, pastelero de la casa Ladurée (que sigue siendo el lugar predilecto de algunos aficionados) y quien tuvo la idea de rellenar el macaron original con un crema pastelera de ganacho … había nacido el macaron moderno!!!

Macarons
Ingredientes:
1 1/4 tazas + 1 cucharadita de azúcar en polvo
1 taza de almendras molidas
3 Claras de Huevo grandes
Pisca de Sal o 1 cucharadita de crémor tártaro
1/4 taza de azúcar granulada o azúcar avainillada

Preparación:
Para hacer los macarrones: Precalentar el horno a 350 grados. En un tazón mediano, mezcle el azúcar en polvo y las almendras molidas. Colocar el azúcar en polvo y las almendras en un bowl, incorporar y cernir hasta dos veces. En otro bowl de la batidora batir las claras de huevo con la sal a velocidad media hasta que esté espumoso. Aumentar la velocidad a alta y poco a poco agregue el azúcar granulada. Hasta conseguir la forma rígida de picos brillantes. Con una espátula de goma, con cuidado y de manera envolvente agregamos la mezcla anterior hasta que esté completamente incorporada.
















































Colocamos hojas para hornear con papel pergamino, una manga pastelera con una punta redonda, y vamos a rellenar con la mezcla. Hacemos pequeños círculos. Esperamos a que se extienda la masa un poco. Dejamos reposar a temperatura ambiente hasta que se seque, y se forma una piel suave en la parte superior de los botones, aproximadamente unos 15 minutos.
Horneamos, hasta que los botones de la zona está completamente seca, a unos 15 minutos. Quitar una bandeja para hornear a una rejilla y deje enfriar los macarrones en la bandeja de hornear completamente. Despegue suavemente del pergamino. La parte de arriba pueden ser fácilmente destruida, así que tenga cuidado al quitar los macarrones del pergamino. Usar inmediatamente o almacenar en un recipiente hermético, podemos refrigerarlos durante un máximo de 2 días o congelarlos hasta por un mes.
Ok vamos a ser sinceros la primera vez no salen bien, ni la segunda y quizás la tercera vez que los intentamos hacer, el secreto esta en el huevo, debe tener el punto exacto al batirlo. Una vez que tengamos este problema resuelto hacer macarons sera tan fácil como siempre!!!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...